¿Cómo administrar un negocio pequeño?

¿Cómo administrar un negocio pequeño?

Tener un negocio, sin importar si es grande o pequeño, conlleva mucho esfuerzo y dedicación para andar el camino que va desde la idea inicial hasta una empresa consolidada y exitosa. En este proceso, la administración de un negocio es fundamental, ya que por más que se tenga un concepto innovador o se ofrezca un excelente servicio, si la parte administrativa falla, el negocio difícilmente prosperará.

Muchas veces se piensa que temas como la administración del dinero, el inventario y el personal son para empresas grandes, pero la realidad es que cualquier negocio, por pequeño que sea, necesita una buena administración para tener éxito.

Estos son algunos consejos que debes tomar en cuenta para administrar tu negocio de manera eficiente:

Ser realista

Uno de los primeros pasos para reducir el estrés en la administración de un negocio es no llenarnos la cabeza con expectativas inalcanzables que nos alejen de la realidad, ya que esto puede llevar al desánimo y la frustración. Es fundamental informarse sobre el ambiente económico y sobre el entorno del negocio en el que estamos o queremos incursionar. 

Planificar

No importa el tamaño de tu negocio, establecer una estrategia clara es clave para no perder el rumbo. Es importante fijar metas específicas a corto, mediano y largo plazo, así como las acciones puntuales para alcanzar esas metas. Después de cumplirse ciertos plazos de tiempo previamente determinados, hay que comparar los resultados con los objetivos que se plantearon.

Usar la tecnología

Desde hojas de cálculo de Excel hasta programas integrales tipo ERP (Enterprise Resource Planning), la tecnología hace más sencilla la labor de administración de un negocio, ya que maneja datos y cifras con mayor precisión y automatiza funciones que manualmente pueden llevar mucho tiempo.

Atender los costos

Muchas veces solo tomamos en cuenta los costos de la materia prima, del producto que vamos a vender o de los sueldos que debemos pagar, pero un negocio tiene muchos otros gastos: fijos, variables, directos, indirectos, etc. Desde el servicio de internet hasta la gasolina del vehículo en el que nos trasladamos a comprar esa materia prima o esos productos, todos los costos deben ser tomados en cuenta para calcular con precisión los precios adecuados de lo que vendemos para generar ganancias, e identificar dónde puede haber oportunidades de ahorro.

Registrar gastos y ventas

Para la correcta administración de un negocio, es indispensable implementar un sistema, de preferencia a partir de un software, en el que se vayan registrando los gastos y las ventas de forma diaria y no sólo a fin de mes, como suele hacerse en muchos negocios pequeños.

Controlar el inventario

Cuando el negocio es pequeño, se suele confiar solo en la mirada para saber si tenemos mucho o poco de un producto. Esto es un error que puede conducir a que se termine algo sin darnos cuenta, o a que tengamos que hacer reposiciones de stock de manera imprevista y esto aumente los costos. Para la administración de un negocio es necesario trabajar con números de inventario y un registro exacto de entradas y salidas para poder, incluso, anticiparnos a los ciclos de venta. Para esta labor también puede ser de enorme utilidad un software.

Conocer a los clientes

Llevar un registro de quiénes te compran, con qué frecuencia y qué tan satisfechos están es muy importante para el futuro de tu negocio. Recuerda que es más barato retener clientes que atraer nuevos. Para esto, la tecnología también tiene una solución en los softwares de tipo CRM (Customer Relationship Management).

Dar seguimiento a los empleados

Las personas que colaboran contigo son tan importantes como el producto o servicio que vendes, y deben ser tomadas en cuenta en el proceso de administración de un negocio. Es importante que sepas cuánto venden, si los clientes están satisfechos con su servicio, si ellos están a gusto con sus condiciones de trabajo, etc.

FUENTES:

https://www.emprender-facil.com/e

https://mba.americaeconomia.com/