¿Cómo manejar el estrés diario?

¿Cómo manejar el estrés diario?

El manejo del estrés es fundamental en un mundo como el de hoy, en el que parece que si no estamos bajo estrés constante, no estamos siendo productivos. A esto se suma la creciente presencia de la tecnología en la vida cotidiana, que tiene nuestra atención dividida en muchos canales al mismo tiempo.

Además, en la vida siempre pasamos por circunstancias que implican cambios y, por lo tanto, demandan de nosotros un buen manejo del estrés, ya sean estos cambios positivos, como un matrimonio, una mudanza o el nacimiento de un bebé, o negativos, como perder un trabajo, la muerte de un familiar, un divorcio, una enfermedad, etc.

El estrés es una sensación que surge de forma natural como parte del sistema de defensa del cuerpo, y es muy funcional en situaciones de emergencia. Sin embargo, estar en ese estado de manera constante ocasiona síntomas físicos muy poco saludables.

Algunos de los efectos psicológicos que produce el estrés son ansiedad, temor, preocupación y tensiones que pueden derivar en síntomas físicos como presión arterial alta, enfermedades cardíacas y diabetes.

Sin embargo, ante los conflictos, es importante ocuparse más que preocuparse y mantener una mente positiva. Estas son algunas recomendaciones para el manejo del estrés:

Hacer ejercicio

Es la mejor forma de soltar energía y tensión acumuladas. El ejercicio mejora la forma física y la salud, y además hace que el cerebro libere endorfinas, lo cual nos hace sentir bien.

Comer bien

Una dieta equilibrada y regular mantiene un cuerpo sano y con energía.

Dormir bien

El cuerpo y la mente necesitan tiempo de descanso para recuperarse del trajín diario y el estrés.

Meditar

El ejercicio de la meditación es muy bueno para combatir el estrés, y puede hacerse de distintas maneras: con actividades físicas repetitivas como nadar o caminar, a partir de ciclos de respiración profunda y hasta con la guía de alguna aplicación.

No preocuparte por lo que no puedes controlar

Muchas veces, el estrés proviene de la necesidad que tenemos de controlar cosas que no nos corresponden o por las que no podemos hacer nada; como dice John Lennon: “Let it be”.

Ocuparse, no preocuparse

Para el manejo del estrés, es importante identificar las causas que lo provocan, preguntarse si es posible resolverlas, y de ser así, poner manos a la obra. Es mejor esto que vivir atajando los síntomas.

Hablar con alguien

Hablar de lo que sentimos con un amigo cercano o un profesional siempre resulta liberador y tranquilizador.

FUENTES:

https://es.familydoctor.org/