¿Te gustaría ser tu propio jefe?

¿Te gustaría ser tu propio jefe?

¿Te has preguntado cómo cambiaría tu vida si te decidieras a ser tu propio jefe? Ser un emprendedor y crear tu propio negocio puede resultar muy placentero si lo llevas a cabo con la planeación adecuada, pero también implica vencer obstáculos que hacen del camino algo complejo. A continuación te presentamos algunas ventajas y desventajas de trabajar por tu cuenta, así como algunos retos que debes vencer para alcanzar la independencia laboral.

Ventajas y desventajas

Tener un ingreso variable es, al mismo tiempo, la principal ventaja y la mayor desventaja de ser tu propio jefe. Por un lado, tu ingreso aumenta si tus ventas o tu facturación aumentan, a diferencia de lo que ocurre si trabajaras para alguien más con un sueldo fijo. Sin embargo, tus ingresos también pueden disminuir si pasas por un periodo de poco trabajo o pocos clientes. Además, si trabajas en una Empresa ajena, no debes preocuparte porque los clientes paguen para poder cobrar; si trabajas por tu cuenta, tú debes ocuparte de este asunto.

Otra de las grandes ventajas de ser tu propio jefe es que, dependiendo del giro en el que elijas desempeñarte, puedes trabajar desde donde quieras y en los horarios que tú determines, así como establecer las políticas de tu negocio o emprendimiento y elegir al equipo que trabajará contigo. Sin embargo, también necesitarás buscar clientes y es posible que, sobre todo al principio, tengas que trabajar más horas de las que estabas acostumbrado.

Responsabilidades

Cuando emprendes un negocio pequeño, mediano o grande, automáticamente surge una serie de responsabilidades que debes atender. Por ejemplo, serás responsable de la gente que trabaje contigo, y deberás asegurarte de que estén capacitados y cumplan correctamente con sus labores; también será tu responsabilidad que cobren el sueldo que les corresponde y que gocen de un buen ambiente laboral. En lo que respecta a los clientes, al ser tu propio jefe debes hacerte responsable de que queden satisfechos con el producto o servicio que les estás brindando, y también debes establecer los estándares necesarios para que tu empresa sea responsable con la sociedad y con el medio ambiente.

Retos

Entre los retos más complejos a los que te enfrentarás al independizarte se encuentran conseguir el financiamiento para desarrollar tu negocio, hacerte de los contactos necesarios que te ayuden a empujarlo, manejar las finanzas de manera adecuada para que el emprendimiento crezca de manera sostenida, etc.

Planeación

Lo que es una realidad es que la clave para ser tu propio jefe es llevar a cabo una planeación adecuada que sirva como guía durante todo el proceso, en la que se establezcan objetivos claros, estrategias para alcanzarlos y procedimientos para medir los progresos y resultados.

FUENTES:

https://profesionistas.org.mx/

https://www.surfeatuvida.com/

https://www.emprender-facil.com/

https://www.eleconomista.com.mx/