Cómo preparar una presentación de tu producto

Cómo preparar una presentación de tu producto

Para muchos negocios, la mayor oportunidad de crecimiento está en convertirse en proveedores de alguna empresa. Para lograrlo, es necesario saber cómo preparar una presentación de tu producto que consiga despertar el interés de clientes potenciales. A continuación te presentamos algunos consejos para hacerlo:

Conoce tu mercado

Enfoca tus esfuerzos en entender exhaustivamente tu mercado. Conoce a tus competidores y encuentra sus puntos fuertes y sus debilidades. Investiga qué campos de tu sector aún no han sido explorados e identifica tendencias y futuras áreas de oportunidad. De esta manera sabrás las ventajas de las que gozas frente a los demás y podrás enfocarte en ellas en la presentación de tu producto.

Conoce a tu cliente

Investiga lo más que puedas sobre la empresa a la que quieres venderle: su misión, visión y objetivos empresariales, así como sus estándares de calidad y políticas en cuanto a proveedores, logística y distribución. Asegúrate de que tu producto cumpla con estos requisitos.

Tu producto es único

Al preparar la presentación, enfatiza las ventajas competitivas de tu producto, ya sea por la calidad de sus materias primas, por su proceso de producción, por su precio o por las facilidades logísticas que ofrece tu negocio. Puedes resaltar también tu capacidad de producción o el historial exitoso que tiene tu negocio como proveedor.

Tu producto es una nueva solución

Al hacer la presentación de tu producto, enfócate en ser percibido como un aliado de negocios más que como un proveedor. Para lograrlo, deja claras las soluciones que puede aportar tu producto y la forma en que ayudaría al modelo de negocio de tu cliente. No dejes de enfatizar los beneficios que aliarse contigo representaría en un futuro, y no olvides que hoy en día las empresas quieren innovar y buscan proveedores que estén a la vanguardia.

Mantente abierto a comentarios

Tras la presentación, muéstrate receptivo a sugerencias, comentarios y, sobre todo, a peticiones especiales del cliente. Nunca prometas nada que no estés seguro de poder cumplir, pero no te niegues a explorar nuevas posibilidades.

Mantén tus papeles en orden

Después de la presentación de tu producto y antes de cerrar el trato, siempre existe la posibilidad de que tu cliente te solicite información para comprobar que tu negocio esté debidamente constituido y tenga un buen historial crediticio. Esto, incluso, puede ser un requisito para venderle a ciertas empresas.

Haz tarjetas de presentación

Elabora tarjetas de presentación para ti y tu equipo de trabajo. Incluye logo, nombre, puesto, correo electrónico ejecutivo, número telefónico fijo de oficina y número de contacto personal.

FUENTES:

https://www.expoknews.com/

https://www.entrepreneur.com/